11 estados demandan a Obama por “baños transexuales” en escuelas

11 estados demandan a Obama por “baños transexuales” en escuelas

Encabezados por Texas, 11 estados de Estados Unidos demandaron al gobierno de Barack Obama por obligar a las escuelas del país a disponer de baños y vestuarios “transgénero”, condicionando el financiamiento federal al cumplimiento de esta norma.

 En un documento guía publicado el 13 de mayo, el Departamento de Justicia y el Departamento de Educación de Estados Unidos señalaron que “como condición para recibir fondos federales” si bien una escuela puede tener “instalaciones separadas en base al sexo (…) debe permitir que estudiantes transgénero accedan a esas instalaciones de acuerdo a su identidad de género”.

Esto implicaría que los niños que se identifiquen como de género femenino ingresen al baño y vestuario de mujeres, mientras que las niñas que se identifiquen como de género masculino podrían acceder al baño y vestuario de hombres.

Para el estado de Texas, ceder ante estas políticas “inconstitucionales” significaría “abrir zonas íntimas dentro de las escuelas simultáneamente a miembros de ambos sexos”.

A Texas lo acompañan en el proceso contra el gobierno los estados de Alabama, Arizona, Georgia, Louisiana, Maine, Oklahoma, Tennessee, Utah, Virginia Occidental y Wisconsin.

En su demanda, los estados denuncian que los órganos de gobierno de Obama “han conspirado para convertir lugares de trabajo y ambientes educativos en todo el país en laboratorios para un experimento social masivo, despreciando el proceso democrático y pisoteando políticas de sentido común que protegen a los niños y a los derechos básicos de privacidad”.

Los estados critican además que los órganos de gobierno de Obama, con sus nuevas disposiciones, “funcionalmente ejercen el poder legislativo reservado solo al Congreso”.

Al presentar la demanda en conferencia de prensa el 25 de mayo, el Fiscal General de Texas, Warren Kenneth Paxton, indicó que “nuestras escuelas están ahora en la mira del gobierno de Obama, que asegura que castigará a aquellas escuelas que no cumplan con sus órdenes”.

“Estas escuelas –advirtió– están enfrentando la potencial pérdida del financiamiento escolar simplemente por seguir las políticas de sentido común que protegen a los estudiantes”.

Para Paxton, la medida del gobierno de Obama “representa solamente el más reciente ejemplo de los intentos de esta gestión de lograr por decreto ejecutivo lo que no pudo lograr a través del proceso democrático en el Congreso”.

Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que “aplaudo al Fiscal general Paxton por luchar contra el intento del Presidente de gobernar por decreto ejecutivo”.

El gobierno de Obama ha pisoteado de forma rutinaria la Constitución de los Estados Unidos”, denunció Abbot, y señaló que con esta nueva acción ejecutiva “el Presidente continúa violando la Constitución al tratar de reescribir leyes como si fuera un rey”.

Para el gobernador de Texas, “los estados sirven como la última línea de defensa contra un gobierno federal expansivo de forma ilegal”.

Los obispos se pronuncian

En un comunicado publicado el 16 de mayo, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), criticó la medida del gobierno de Obama, pues “no aborda una serie de importantes preocupaciones y contradice un entendimiento básico de la formación humana, tan bien expresado por el Papa Francisco (en la exhortación apostólica Amoris Laetitia): que los jóvenes necesitan ayuda para ‘aceptar el propio cuerpo tal como ha sido creado’”.

Los obispos estadounidenses recordaron que, tal como el Santo Padre indicó en su exhortación apostólica, “el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar”.

“Rezamos para que el gobierno haga espacio para un enfoque y políticas más compasivas y justas en este tema sensible, para así servir al bien de todos los estudiantes y padres, así como al bien común”, expresó la USCCB.

About the author

webmaster@AAA1234d administrator