“USTEDES SERÁN SANTOS PORQUE YO LO SOY” (I Pe 1, 16)

“USTEDES SERÁN SANTOS PORQUE YO LO SOY” (I Pe 1, 16)

Isabel Acuña (Niña Marisa). Murió el 15 de Agosto de 1954

En la predicación de la Iglesia, es común escuchar que se le recuerda a los fieles:  “tenemos que ser santos”.  Sin duda, el llamado a la santidad es uno de los llamados más apremiantes para el cristiano de hoy y de siempre.  La santidad no es para privilegio de unos pocos, sino que es el llamado a todos los que creemos en Cristo.  De hecho, cada creyente habrá conocido a alguien que sobresale por su vida de gracia, y hasta salen a flote palabras de halago que dicen:  “esa persona si que es una persona santa”.  Gente ordinaria, pero que sobresalen en su vida de fe y en su testimonio de vida cristiana.

Quienes son sometidos al juicio de la Iglesia sobre sus virtudes cristianas para llegar a los altares, llevan un proceso bastante largo donde interviene la Congregación para la causa de los santos, una instancia vaticana que ayuda al Santo Padre a discernir quienes han alcanzado unas virtudes heróicas dadas por la gracia de Dios, que merezcan la veneración de toda la Iglesia.

Fray Casiano de Madrid. Murió en Puntarenas el 28 de Junio de 1965

En nuestro país, es conocido el proceso llevado para Sor María Romero, quien ya ha sido declarada Beata el 14 de Abril de 2002 por San Juan Pablo II.  Precisamente, en la visita a la Congregación para la causa de los santos con motivo de la visita “ad limina”, los obispos fueron consultados sobre la causa de canonización de la Beata.

Pero, además, el Arzobispo de San José, Monseñor José Rafael Quirós, preguntó sobre las “posibilidades” que tendría el llevar adelante una causa de beatificación para Isabel Acuña, más conocida como “Marisa”.  Cabe destacar que esta consulta no equivale a que la causa se llevaría adelante, sino que se trata solo de una consulta, así lo dejó claro Monseñor Quirós, quien además dijo:  “Nos llenaría de muchísima alegría en un determinado momento. Y a su vez, tener desde ya presente que los santos en la Iglesia se proclaman como tal pero ante todo se quiere mostrar la misma santidad de la Iglesia y la presencia del Señor en el pueblo que él mismo va guiando”

Marisa nació el 5 de marzo de 1941 y murió el 15 de agosto de 1954, pero su corta vida estuvo marcada por el espíritu de servicio, entrega y sacrificio, que han llevado al Arzobispo a promover esta posibilidad, expresa un comunicado de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

Otra consulta realizada en la Congregación para la causa de los santos, la hizo Monseñor Óscar Fernández, Obispo de Puntarenas, y esta fue sobre la “posibilidad” de poder llevar adelante la causa de beatificación de Fray Casiano de Madrid, un fraile capuchino que murió en Puntarenas el 28 de junio de 1965, quien realizó su obra especialmente entre los niños.

About the author

padrewillian administrator

Deja un comentario

veinte + 18 =